Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando entradas de agosto, 2016

La Paradoja de la “Era de la Información”

Por un lado podemos obtener datos de manera instantánea de prácticamente cualquier tema, pero nos cuesta mucho tiempo y esfuerzo contar con la información básica de nuestra organización. ¿Por qué el milagro de la “era de la información” pareciera desaparecer hacia adentro de nuestra organización? Pareciera que e n nuestros días, contar con información ya no es un problema, todo el mundo comenta: “vivimos en la era de la información” y podríamos decir que esto es parcialmente cierto. Es evidente que con la ayuda de buscadores electrónicos como Google o Bing, basta solo con hacer la consulta de algún tema para que inmediatamente aparezcan decenas, cientos o miles de páginas con la información que buscamos. Y esto aplica desde las cosas más triviales como la edad de una artista o el equipo en el que juega algún deportista, hasta datos muy complejos como los referentes a los últimos descubrimientos médicos para el tratamiento de alguna enfermedad, es más, si cualquiera de nos
Teletrabajo, una alternativa para abatir los índices de contaminación La producción y el consumo están ligados a gigantescos flujos de materiales, energía y contaminantes que sobrepasan los límites de impacto de ecosistemas ambientales locales y regionales, sin embargo, también existen avances tecnológicos que actúan en favor del medioambiente si son bien aprovechados. Actualmente hemos presenciado una situación de altos niveles de contaminación por lo que las entidades que conforman la megalópolis (Ciudad de México, Hidalgo, Estado de México, Puebla, Morelos y Tlaxcala) se han apegado al programa “Hoy no circula”, con el propósito de reducir dicha contaminación. Un sondeo realizado por la Consultora Grupo Impacto, Gii360 durante mayo del presente año,demostró que al menos el 59.67% de las personas consideran, que la falta de mantenimiento en el transporte público es la causa principal del aumento de los contaminantes en la Ciudad de México; tan sólo el Metro ha tenido un increme