jueves, 29 de junio de 2017

México y las operaciones financieras en línea.

De acuerdo con el estudio sobre los Hábitos de los Internautas en México de la Asociación de Internet.mx, en 2016 se registraron los siguientes datos:

      Existen 70 millones de usuarios de Internet en México, de los cuales 82% usa esta tecnología en su hogar por medio de WiFi y 90% lo hace mediante un Smartphone.

Dichas cifras están relacionadas con el valor del mercado de comercio electrónico, el cual alcanzó una cifra récord de 162,100 millones de pesos. 

Aumento considerable, ya que en México continua la preferencia por las transacciones en efectivo: sólo el 38% de los internautas mencionan realizar éstas en línea.

A diferencia del resto del mundo, donde incrementa la realización de operaciones financieras electrónicas, sobre todo de pagos, a través de dispositivos móviles en sus diversas modalidades, como:
  • PayPal
  • Tarjetas de crédito o debito
  • Contra reembolso
  • Transferencias bancarias
  •  Pagos con móvil (Tecnología NFC y Códigos QR)
  • Moneda virtual
  • Bancos online

El punto clave es que el consumidor busca seguridad, ante todo. Para unos es portar en todo momento dinero en efectivo y para otros, es realizando pagos electrónicos, pero ambas formas implican riesgos: el primero el robo personal y el segundo, el robo de datos personales y la clonación de tarjetas.

A pesar de que el uso de tarjetas y transferencias en línea, ofrecen cada vez más seguridad, agilidad y beneficios en cuanto a las transacciones financieras vía electrónica, parece que en México generan más desconfianza que el dinero en efectivo.

Sin embargo, se presenta un avance constante en cuanto a la implementación, regulación y reforzamiento en temas de seguridad para incentivar su uso en México.

Muestra de ello es la iniciativa de regulación a las FINTECH o empresas que utilizan las tecnologías de la información y la comunicación, para crear y ofrecer servicios financieros de forma más eficaz y menos costosa.

Esta regulación busca la implementación de mecanismos para la prevención de lavado de dinero y la protección de datos de los usuarios. Se espera que la ley de tecnología financiera se apruebe en el próximo periodo de sesiones del Congreso de la Unión durante el mes de septiembre.


México se prepara para abrirle las puertas de par en par a la modernización de las actividades financieras electrónicas, que aún no se han consolidado. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario